La moneda de las asiáticas