Odio cuando se rompe la goma