Pollazo de buenos días

No hay mejor manera de comenzar el día que recibiendo unos buenos pollazos en el coño.